Antonio Santo - Periodista, escritor y músico

…y Dios me pidió dinero

Anda jodido desde que se cruzó con Nietzsche, pero es un cabrón difícil de matar. Me lo encontré estando de juernes y Dios me pidió dinero. “No es para droga”, me juró. No me atreví a preguntarle por la familia. Se bebió una copa que bien habría podido ser de matarratas. Al día siguiente el titular abría todas las portadas: “Aparece un mendigo muerto en la puerta de nosequé parroquia; se rumorea que es Dios». Sobrevivió a la imprenta, a Newton, a Kant, a Darwin, al alemán bigotudo y a Hawkings, pero en Madrid hace un frío de cojones que no hay Dios que aguante.

One Comment : Leave a Reply

  1. Pablo dice:

    Muy bueno Antonio, merece el premio que le diesesn seguro…

Leave a Reply