Antonio Santo - Periodista, escritor y músico

Qasida

destruid la calle en que la conocí
romped la cuna donde cantabas a tu hermano
tapad la avenida donde jugaban los niños.
desmontad el campamento y seguidme.

soy un puñado de arena
soy un grito olvidado

tengo una soledad de ojos fríos que no quieren ver
un mundo del que huir y ningún sitio a donde llegar
tengo una bala brillando en la pupila
rabia suficiente para comer todo el invierno
fuerza para cargar la pena al hombro.

soy una terca esperanza
soy una huella incansable

ni siquiera el desierto es infinito.
hasta el final del nuestro,
me vestiré de cielo y medianoche
y seguiré caminando.

Etiquetas:

2 Comments : Leave a Reply

  1. Juanmi dice:

    Genial, me estoy dando cuenta de que los post necesitan un botón de “me gusta” o de compartir o algo así 😉

Leave a Reply