Antonio Santo - Periodista, escritor y músico

Mi Nacho Vegas particular

Mi amigo (y admirado poeta, además de gran filólogo) Raúl Díaz me pidió una vez un poema para su revista Catálogos de Valverde 32 (les recomiendo visitar la página web. Ya pueden bajarse los números de Catálogos gratuitamente). La revista estaba compuesta de números monográficos; aquél se titulaba “Hipotecas familiares”, así que mi texto debía ser una versión de alguna otra obra. Preferí elegir una canción a un poema, e hice dos: Get behind the mule (que ahora forma parte de Licantromaquia) y éste que hoy os traigo, Mi Nacho Vegas particular. Más que una versión es una continuación. La historia empieza así:

…y, al menos en mi imaginación, termina así:

Mi Nacho Vegas particular

…en una de esas tardes que parece como si lloviera a propósito

me encerré en mi mesa y vi una espiral de puertas

y en cada una de ellas grandes letras rezaban así: “esto no es una salida”

reconocí al instante aquel sucio e inmenso corredor donde otras (demasiadas) veces las inevitables

            [ madrugadas acabaron en otro anochecer

y oí la misma voz que en las ventanas me susurra “salta”

cuando ordene usted puedo desaparecer y antes de darme cuenta ya estaba para ti haciendo mi   

[ papel me tiré pantalla abajo pero en esta ocasión sólo había familias de cucarachas   en el patio de butacas recorrí los corredores aullando necesito escuchar tu ladrido   hoy necesito que alguien me amarre unos dientes en la nuca que alguien me humille    dónde estás dame nombre para que pueda existir sácame de aquí

yo no quise caer a este lugar sólo quería recordar el ruido del cinematógrafo y las paredes    

[ desconchadas ahora que la fachada del cine es una máscara de andamios y además

            es mi forma de cantar

yo jamás imaginé que existir fuera a causarme adicción cómo iba a adivinar que podía hacerme

            [ daño alguien que era real

era yo quien se iría al final de la película no puedes darme la vida a golpes y luego dejarme así 

aunque no sea rubia aunque no hable inglés y sea más que estúpida aunque no sea de verdad

y ahora busco a cualquiera que pueda parecerse a ti para pedirle que me viole y preguntarle,

en fin, ¿serías tú  mi Nacho Vegas

     particular?

Leave a Reply